Warning: file_get_contents(http://freegeoip.net/json/3.84.182.112): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /www/cli22002/htdocs/ecomania/releases/prod/class/GetCountry.php on line 50
ECOMANÍA #8 - Ecomanía
Ultimos tweets:

ECOMANÍA #8

Septiembre 2012

EDITORIAL
Lucas Campodónico
Co-fundador y Co-director Revista Ecomanía

Todo se mueve (¡o te movés o te mueven!)

Hace dos semanas un amigo triste y divorciado se instaló en mi casa. Tal vez por su estado de ánimo o por su total desconexión empezó a criticar sistemáticamente a la sustentabilidad. “Es todo chamuyo, no sirve para nada y nadie me puede explicar bien lo que es.” 

Muchas ideas me vinieron a la cabeza.  

Pensé que a grandes rasgos hay dos tipos de perfiles que parecen opuestos, pero tienen mucho en común: los críticos/desconfiados y los copados/agradecidos. Los primeros buscan tus contradicciones para así sentirse bien y justificar su inacción. “¿Si sos eco por qué tenés auto, por qué viajás en avión si liberan dióxido de carbono a la atmósfera?”

Los otros, en cambio, te elevan casi a un estado de eco héroe para inconscientemente lavarse las manos: “¡Gracias! Si tuviese tu edad haría lo mismo. Hace falta más gente como ustedes. El futuro está en los jóvenes!”

Pensé que existe una gran confusión entre ecología y sustentabilidad. Todos nuestros hábitos de consumo generan impacto, lo cual te hace entender que se trata constantemente de disminuir ese impacto con decisiones inteligentes. Sobre todo, si uno reconoce que los procesos llevan años, somos 7 mil millones de personas, la nafta de nuestro sistema socioeconómico es el consumo y hay muy poca gente dispuesta a perder ciertos estándares de confort.

Pensé entonces que la sustentabilidad, independientemente desde donde se la encare, está vinculada sobre todo al sentido común, al equilibrio, a las evaluaciones de costos y beneficios y a entender que no es un lugar a donde se llega, sino un camino que hay que empezar a recorrer.

Pensé en nosotros y cómo arrancamos. Fue con Greca sin saber nada, ni siquiera conociendo el concepto sustentabilidad. La curiosidad y la información nos fueron metiendo en un mundo nuevo que día a día nos va transformando en personas más conscientes y activas.

Pensé entonces que había una frase de Benjamín Franklin que lo resumía todo: “Hay 3 tipos de personas en el mundo: los inamovibles, los movibles y los que se mueven.“