Warning: file_get_contents(): php_network_getaddresses: getaddrinfo failed: Fallo temporal en la resolución del nombre in /www/cli22002/htdocs/ecomania/releases/prod/class/GetCountry.php on line 50

Warning: file_get_contents(http://freegeoip.net/json/34.204.179.0): failed to open stream: php_network_getaddresses: getaddrinfo failed: Fallo temporal en la resolución del nombre in /www/cli22002/htdocs/ecomania/releases/prod/class/GetCountry.php on line 50
ECOMANÍA #28 - Ecomanía
Ultimos tweets:

ECOMANÍA #28

Enero 2016

EDITORIAL
Tais Gadea Lara
Editora de la Revista Ecomanía

A veces me pongo a pensar en el modo en que nuestros padres y nuestros abuelos cocinaban. En el tiempo que le dedicaban a esa actividad, levantándose temprano para amasar la pasta o para comenzar con el fuego bien lento en la parrilla. En ese significado que tenía el momento de sentarse a disfrutar de un plato de comida en familia o simplemente solo con la radio de fondo. En ese ingrediente tan especial que hacía a cada desayuno, almuerzo, merienda o cena únicos: el sabor de lo casero, de lo hecho en casa, de lo elaborado con las propias manos.

Hoy pareciera que comer se ha transformado en una simple actividad más de la rutina. Donde cada vez se le dedica menos tiempo a su preparación, pero lo que es aún más preocupante, cada vez se le da menor atención a aquello que uno ingiere. Mientras escribo este texto, miro la manzana que estoy comiendo y me pregunto: ¿De dónde viene? ¿Quién la habrá cosechado? ¿Le habrán pagado un precio justo por su trabajo? ¿Será una fruta con agroquímicos? ¿Qué haré después con ella: cesto o compost?

Son numerosos y variados los problemas vinculados a la alimentación: desde la cantidad de productos que hoy se desechan por no cumplir con “los estándares de producción”, pasando por el dilema de satisfacer una población mundial en ascenso bajo métodos con impacto negativo para el ambiente, a la búsqueda de la conservación eterna en detrimento de la pérdida de nutrientes. Todos ellos y muchos otros tienen un elemento común: la necesidad de tomar conciencia sobre lo que consumimos.

Hace un tiempo surgió la idea de implementar la iniciativa “Lunes sin carne” en B-ECO. Entre intentos, logros, fallidos y risas, se convirtió en un día donde reflexionábamos sobre el tema, donde nos preguntábamos por qué era necesario, donde cuestionábamos cuál era el desafío semanal que tenían quienes eran vegetarianos… ¿La respuesta? No es absoluta. Pero los invito a empezar a ser un poco más conscientes respecto de su alimentación. A hacerse esas mismas preguntas que me surgieron a mí con la manzana. Leí por ahí que “comer es una necesidad, pero comer inteligentemente es un arte”. Retomemos esa estética de la cocina, ese disfrute actoral de sentarse a almorzar o cenar, esa bella decisión por el impacto que tenemos… también al momento de comer. ¡Buen apetito!

Notas de este número

Interés General

Un hilo, una madeja: una producción ancestral

No hay mejores resultados que cuando las historias se unen. En esa sinergia de energías que buscan un mismo objetivo se genera una potente fortaleza, tanto para quienes participan de un emprendimiento, como...

Tecnología

Hágase la luz

Entonces Dios dijo: “Hágase la luz”. Juntó así una gran nube de miles de millones de toneladas de hidrógeno en el espacio, y les dijo: “Fusiónense”. y los átomos...

Arquitectura

Fogo Island Natural

En la isla de Fogo a una altitud de 1.800 metros, en medio del cráter del volcán, se encuentra un pueblo de unos 1.200 habitantes que viven al margen de la legalidad,...

Diseño

African power: joyas con espíritu

Encontrarse con joyitas como ésta es realmente gratificante. Todo un deleite de diseño, creatividad y color. Así es el trabajo que realiza Daniela Humeres, diseñadora y emprendedora chilena, quien por...