Interés General

¿Cómo es una movilidad sostenible y colaborativa?

21 de Mayo, 2018 | por CATHERINE J. FOX, OUISHARE ARGENTINA
La crisis financiera del 2008 en Europa hizo que muchos empezaran a buscar medios para obtener bienes y servicios, así como generar espacios donde las comunidades pudieran comercializar de manera más local lo que estaban produciendo e involucrando, de esta forma, a más individuos.

El acceso a Internet provocó también que las plataformas y redes sociales se masificaran, lo cual facilitó aún más la conectividad entre individuos y el acceso a la información, y las barreras geográficas se derrumbaron. Esto abrió nuevas oportunidades para compartir y colaborar desde todo punto de vista: comercial, informativo y social.

La era digital permite que nuevas plataformas lleguen a usuarios finales porque elimina los intermediarios, contribuye a cambiar el rol de usuarios a prosumidores (productor y consumidor) y a generar dividendos para todos de manera más equitativa. De esta forma, cada persona puede sacar provecho de sus bienes, talentos, habilidades y propiedades que muchas veces tiene subutilizados. Esto hace que se generen lazos comunitarios y el consumo sea más sostenible.

En el transporte no es muy diferente. El aumento de la población ha sido un factor determinante, las ciudades cada vez son más grandes, la demanda de automóviles crece y las necesidades de las personas han ido cambiando con el paso del tiempo, ya que los desplazamientos van en aumento. Con el siglo XXI llegaron aplicaciones bajo demanda, que en un abrir y cerrar de ojos crecieron e hicieron replantear a los gobiernos y a los ciudadanos la manera de movilizarse.

Vemos cómo ahora es posible compartir autos entre desconocidos, lo que genera un máximo aprovechamiento de espacio y de recursos, así como la reducción de emisiones de carbono a nivel local. Pero no solamente crear una red de colaboración es lo más interesante, también lo es la optimización de tiempo que se traduce en una mejor calidad de vida para los ciudadanos. Por ejemplo, en las ciudades hay cada vez menos lugares donde estacionar, razón por la cual en promedio es posible tardar de 20 a 30 minutos buscando estacionamiento. Sin embargo, para solucionar esta dificultad, ya se cuenta con diferentes aplicaciones que dan referencias de dónde hay espacios libres o, en algunos casos, detallan dónde alquilar lugares que ciertos residentes con estacionamiento no tienen ocupado por el momento. Se trata de una forma de optimizar completamente el espacio.

Otro ejemplo que podemos dar acerca de cómo la economía colaborativa nos ayuda a mejorar la movilidad, es cuando en avenidas altamente congestionadas observamos embotellamientos con conductores que llevan todo el auto vacío, cuando podrían compartir su vehículo. Así se evitaría que otras personas pongan a circular el suyo, disminuiría el consumo de combustibles fósiles y la emisión de gases con efecto invernadero, sin mencionar la descongestión en vías principales en horas pico.

Esto también aplica para los viajes largos, donde las plataformas para compartir auto proponen un viaje más cómodo para todos, división de los gastos y opción de paradas múltiples en caso de salir con niños o mascotas. Incluso, en ocasiones, permite llegar antes al lugar de destino debido a la velocidad, que puede ser mejor que un servicio público. Por último, y no menos importante, la interacción entre personas con un mismo destino que muchas veces genera amistades o lazos a lo largo del tiempo.

Aunque parece una utopía, en realidad ya en el mundo existen muchas soluciones de movilidad colaborativa que funcionan y han transformado la vida de los ciudadanos, la mayoría siendo netamente con autos eléctricos. Y no tenemos que olvidarnos los sistemas de bicicleta y taxi compartido, que nos ayudan a comprender que el futuro se define en la colaboración, pero que ésta nace desde la confianza entre pares, lo que nos conduce a una generación de ciudadanos más participativos e incentivados por el bien común. Esta nueva economía sugiere bajar las emisiones de carbono, utilizar los recursos eficientemente y ser inclusivo con la sociedad. ¿Te sumás?


NOTAS RELACIONADAS

Comentarios