Cultura

“El arte nos moviliza, nos hace pensar y revoluciona”

16 de Julio, 2018 | por Lula Moreno
Julieta Díaz es una actriz que se anima a todo: la vemos en el cine, en televisión, en teatro, videoclips, spots publicitarios y hasta divirtiéndose y jugando con la música. Pero también, se compromete y participa en causas sociales y ambientales que siente como propias. Una charla con una mujer con los pies y el corazón en la tierra.
Fotos: Santiago Turienzo

¿Cómo te sentís con tu presente a nivel laboral, familiar y personal?

A nivel familiar estoy muy bien: mi hija está divina y creciendo. A nivel laboral muy contenta y con varios proyectos. Después del Mundial de Rusia se estrena la serie “La caída”, por la TV Pública Argentina, en la que soy protagonista. Durante todas las vacaciones de invierno sigo con la propuesta musical infantil “Coronados de Gloria y Julieta Díaz”. Y estoy arrancando con algunos proyectos autogestivos de cine, que van a estar muy buenos.

¿Hay algún papel que no aceptarías hacer bajo ningún aspecto? ¿O que hayas hecho y te arrepentiste?

Creo que no aceptaría un papel cuyo guión, ideológicamente hablando, apoye una moral con la que no estoy de acuerdo. Después, todo lo demás son puntos de vista e historias que uno va contando. No me arrepiento de haber hecho nada de lo que hice, porque inclusive hay cosas que por momentos sentí que podía arrepentirme, pero creo que todo suma y me lleva al lugar en el que estoy ahora.

¿En qué sentido creés que la actuación, el arte en sí, puede transformar la realidad?

Es una pregunta difícil. Creo que el arte transforma las individualidades y puede transformar a las personas, que son la realidad. Desde ese lugar, el arte nos moviliza, nos hace pensar y revoluciona. Esa es mi mirada. También depende del arte y la masividad. A veces hay cosas muy masivas que tienen mayor alcance y pueden modificar más.

Además de ponerle el cuerpo y las emociones a los personajes, te vemos participando y poniendo el cuerpo a luchas feministas (Ni una menos, Legalización del aborto), ambientales y también campañas solidarias. ¿Cómo vivís y sentís estas luchas?

Justamente son luchas que siento propias, y al tener un espacio de opinión pública más fuerte, lo utilizo como cualquier persona que utiliza su Facebook, nada más. Creo que siempre, en cada uno de los casos, hay que ser prudente y respetuoso pero tomando una opinión.

Hace años que llevás una alimentación vegetariana. ¿Qué te motivó a hacerlo?

Hace 15 años que soy vegetariana. Me motivó a hacerlo la piedad con los animales. De todos modos, como derivados (huevos, lácteos) y uso cosas de cuero, así que no soy vegana. Hay personas mucho más cuidadosas. A mí, por ahora, me sale por el lado de la alimentación, por no comer animales.

¿Qué disfrutás de la maternidad y qué hábitos nuevos incorporaste a tu vida?

Cuando me ocupo de mi hija, le doy de comer, la baño, la visto y la cuido, siento que estoy en paz conmigo misma. Siento que estoy haciendo lo que tengo que hacer. Hay algo de eso que, aunque a veces lleva mucho laburo, es placentero también. Es sentir que uno está en el lugar que tiene que estar y esa sensación es muy potente. Y el amor, verla crecer y hacerse cada día más linda y más inteligente. Ver cómo se ríe, que siempre está alegre, y ver cómo las otras personas se conmueven con ella y cómo ella disfruta de la vida. Todo eso es muy lindo.  

En relación a las cuestiones ambientales, ¿creés que hay mayor conciencia sobre la importancia de cuidar el agua, los bosques, los suelos? ¿Por qué?

No creo que haya más conciencia. Hay tanta pero tanta destrucción, que por momentos parecería que surge como una especie de microclimas de conciencia y de cuidado. Pero es algo que no lo termino de creer.

¿A qué prácticas cotidianas vinculadas con estos temas le prestás más atención? Por ejemplo, ¿te considerás una consumidora responsable?

Soy relativamente responsable. Soy cuidadosa con el agua, por ejemplo. Creo que todos los que somos más o menos cuidadosos, es en el primer lugar donde ponemos el ojo. Cuando tengo tiempo, me gusta militar en estos temas también.

Si pudieras cambiar una cosa del mundo, ¿cuál sería?

Ufff, ¿una sola cosa? Cambiaría, sobre todo, el egoísmo y el materialismo extremo que tenemos. También lo mal repartido que está el trabajo, el dinero y las posibilidades. Creo que de todas maneras, todos somos responsables, todos los días, un poco de esa situación.

La serie “La caída” gira en torno a un hombre que descubre que su esposa es su hermana y que su suegra es su madre. A partir de allí, se ponen en crisis todas las instituciones: el matrimonio, la familia, la escuela. Así, a través de tres generaciones. En la ficción, Julieta interpreta a Andrea, la hija mayor del matrimonio.

 



NOTAS RELACIONADAS

Comentarios