Interés General

Cambiar el mundo a partir de nuestro estilo de vida

26 de Octubre, 2018 | por SANTIAGO BUOMPADRE, PSICÓLOGO CLÍNICO Y PROFESOR DE YOGA
Dos datos contundentes marcan el pulso del malestar en el mundo actual: la principal causa de consulta médica es el dolor y el 70% de las muertes se deben a enfermedades no transmisibles (ENT).

El dolor es una experiencia sensorial y emocional compleja que varía según la época, cultura, condición social, historia personal, contexto, estado psíquico y, fundamentalmente, del significado que se le atribuye. No es un hecho fisiológico sino existencial, es el resultado del proceso de múltiples factores físicos, emocionales y cognitivos. Vivimos en un momento de la historia en el que a casi todos les duele algo y ese algo parecería ser la vida misma.

Las ENT son conocidas también como enfermedades relacionadas con el estilo de vida: asistimos a epidemias de enfermedades no contagiosas que tienen su origen en los cambios que la modernidad ha generado en el estilo de vida y la conducta humana. Las más importantes son las enfermedades cardiovasculares y respiratorias, cáncer y diabetes.

En la sociedad del rendimiento y la competencia, de la alocada carrera por el éxito, el reconocimiento y el dinero, la gente está siempre más o menos cansada, deprimida, ansiosa, dolorosa, débil y estresada, dejando la vida por obtener gratificaciones inmediatas que son metabólicamente muy costosas, muchas veces obtenidas por medio de estimulantes artificiales que se convierten en apegos duraderos, hábitos de conducta que deterioran lenta y acumulativamente al sistema.

Las ENT, y el malestar psico emocional, no pueden curarse a través de drogas sino que requieren de la implementación de un estilo de vida saludable: es el gran desafío de responsabilizarse, de darse cuenta de que es uno mismo quien tiene que ayudarse, porque las posibilidades de acción son mucho mayores de lo que solemos creer.

En lugar de depender de la medicación como una forma de hacer frente a los trastornos psicológicos relacionados con el estrés del estilo de vida moderno, necesitamos encontrar medios internos más permanentes de afrontamiento. Es un acto voluntario, un ejercicio de empoderamiento, de construcción paciente y amorosa a mediano plazo. ¿Cómo lograrlo? Creando pequeños cambios objetivos en nuestras rutinas diarias basados en la elección de alimentos más saludables y el establecimiento de un régimen de ejercicio psicofísico regular; estableciendo conexiones más cercanas con los afectos, dedicando el tiempo libre no tanto a la tecnología sino a otras personas y a la naturaleza, compartiendo experiencias significativas y alegres con los otros.

Un estilo de vida que gire más en torno a la simplicidad, guiado por el contentamiento y no por la competencia, que ponga el acento en el proceso y no en el progreso. Para cambiar el mundo hay que empezar por cambiar uno mismo. Transformar la propia realidad a través de un cambio en la forma y el estilo de vida.

Si te interesa el tema, consultá más información en www.antropotecnica.com. Medicina mente-cuerpo, yoga y meditación.

 


NOTAS RELACIONADAS

Comentarios