Naturaleza

La verdad detrás de las selfies tomadas con animales

19 de Diciembre, 2017 | por WORLD ANIMAL PROTECTION
Con el aumento del uso de redes sociales, se han detectado casos de crueldad hacia animales de vida silvestre. Descubrí cómo ser parte del cambio.

El estudio “Un acercamiento a la crueldad”, llevado adelante por la ONG Protección Animal Mundial, revela la alarmante tendencia de tomar selfies con animales, tanto para ser subidas a Instagram como a otras redes sociales. 

Con el fin de realizar una investigación que permitiera desarrollar un informe completo y veraz, el equipo de expertos e investigadores de la organización realizó el primer análisis completo sobre el funcionamiento de las atracciones turísticas con vida silvestre, enfocándose en aquellas que implican un acercamiento a animales silvestres en diferentes lugares de América Latina. 

Los resultados arrojaron que los vendedores de actividades están maltratando y lastimando a muchísimos animales; incluso, están corrompiendo leyes de protección animal con el único fin de permitirles a los turistas tomarse fotos con ellos.

Algunos datos obtenidos sobre vendedores turísticos

  • El 54% de 249 atracciones online ofrecen contacto directo con animales, como por ejemplo, sostenerlos en brazos para sacarse fotos.
  • El 35% utilizó comida para atraer a los animales.
  • El 11% ofreció la posibilidad de nadar con animales pertenecientes a la vida silvestre.
Además, se detectó que los perezosos, caimanes y anacondas, entre otros, son lastimados y golpeados para que los viajeros puedan tomarse la selfie, algo que (por supuesto), queda fuera de la composición de la foto y que no es visto por ellos. Si los turistas vieran lo que verdaderamente ocurre, no accederían a hacerlo, pero justamente el problema reside en que muy pocos saben lo que ocurre verdaderamente.

Poniendo el foco en el Amazonas

Para realizar el estudio, los investigadores de Protección Animal Mundial se enfocaron en dos ciudades del Amazonas: Manaos (Brasil) y Puerto Alegría (Perú).

Los resultados demostraron que la oportunidad de tocar o tomar en brazos a un animal para una foto fue ofrecida prácticamente en el total de las excursiones (94%) y que los animales más utilizados para este ofrecimiento son el perezoso, el delfín rosado (de río), la anaconda y los caimanes.

¿Qué podés hacer como turista?

  • Podés seguir el Código de Selfie de Protección Animal Mundial para chequear si tus fotos están libres de actos de crueldad. Incluso podés compartirlo para crear conciencia sobre este tema y así ayudar a la ONG a convencer a los sitios de redes sociales, como Instagram, que tomen medidas contra las selfies que favorecen el maltrato animal.
  • Saber que una “mala” selfie con vida silvestre es una imagen o posteo en el cual el animal está siendo sostenido, tocado o restringido con el objetivo de tomar la fotografía.
  • Comprender que una “buena” selfie, por el contrario, consiste en una imagen donde el animal no está siendo sostenido, tocado o restringido y, por lo tanto, permanece libre en su hábitat natural, comportándose de acuerdo a sus necesidades naturales.
  • Respetar el entorno al cual pertenece el animal y no perturbarlo ni sacarlo de allí.

Claro que es posible tomarse fotografías con animales, pero mientras ellos estén en su propio hábitat o en santuarios/centros de rescate (en el caso de animales que han sufrido) donde se les provean óptimas condiciones de protección.

Recordá que tu selfie no es la única, por lo que los animales pueden ser fotografiados por 200 ó 400 turistas al día. Si se reduce la demanda que está alimentando estas conductas ilegales, disminuirá también el sufrimiento de muchísimos seres vivos.

¡Compartí el mensaje entre tus allegados para fomentar el turismo responsable! Los animales pertenecen a la naturaleza.

https://www.facebook.com/ProteccionAnimalMundial/

www.proteccionanimalmundial.org



NOTAS RELACIONADAS

Comentarios