Interés General

Blockchain para el desarrollo sustentable

05 de Abril, 2018 | por POR MARINA SOLANAS, SEBASTIÁN VALDECANTOS, FRANCISCO VALENTINI, PABLO TUTINO, FERNANDO BUERO TREBINO Y JESÚS CHITTY
Hoy, el mundo de las criptomonedas y de la tecnología blockchain suele aparecer en los medios como una oportunidad de acceder a jugosas ganancias por medio de la especulación. Pero esta tecnología no nació para seguir favoreciendo sólo a quienes tienen el capital y el conocimiento para conseguir más ganancias. Nació para cambiar las cosas, para devolverle el poder a las comunidades. Hoy podemos informarnos y hacer uso de esta tecnología para acceder a nuestro derecho a un desarrollo sostenible.

Desde que Bitcoin fue lanzado en 2009, ha habido un interés creciente en las llamadas criptomonedas: monedas digitales que usan criptografía para asegurar su creación y sus transacciones. Bitcoin es una de las 1500 que existen. Pero lo revolucionario de estas monedas es la tecnología sobre las cuales están construidas y el potencial que presenta. Esta tecnología se conoce como blockchain. En palabras de Sally Davies, periodista de tecnología del Financial Times, “Blockchain es a Bitcoin lo que Internet es al correo electrónico”.

Blockchain es una especie de libro contable distribuido; una base de datos descentralizada que lleva un registro de todas las transacciones que se producen dentro de la red. En lugar de tener un administrador central, como en una base de datos tradicional (como tienen los bancos, los gobiernos, WhatsApp o Facebook), una contabilidad distribuida tiene una red de bases de datos replicadas y administradas por participantes independientes, quienes prestan sus servicios al sistema a cambio de una recompensa en forma de criptomoneda.

Todo lo que sucede en la blockchain es visible para cualquiera que esté conectado a Internet. Su nombre, “cadena de bloques”, se debe a que todas las transacciones hechas en un período dado de tiempo son agrupadas en un bloque que es añadido a una cadena de bloques cronológicamente ordenados. Ésta recoge la totalidad de las transacciones que tuvieron lugar desde el origen.

Esta novedosa forma de registrar datos reporta ventajas de seguridad inéditas: cualquier intento de vulnerar un bloque de una cadena requeriría poder vulnerar todos los bloques precedentes en la cadena y, simultáneamente, en cada una de las miles de computadoras mutuamente interconectadas.

Más allá de lo económico

El potencial de blockchain para contribuir al desarrollo sostenible es de lo más variado y disruptivo. Existen muchos proyectos en desarrollo y otros implementados en etapa de experimentación. Aquí te contamos algunas aplicaciones.

-Monedas complementarias: son acuerdos entre los miembros de una comunidad para aceptar como medio de cambio una moneda que no es de curso legal. Sirven para facilitar transacciones y actividades económicas que, bajo el sistema financiero tradicional, no pueden llevarse a cabo. La tecnología blockchain permite un registro confiable y descentralizado de todas las transacciones hechas con monedas complementarias, haciendo que su uso sea práctico y fácilmente escalable. Además, tiene la capacidad de ofrecer un sistema de gobierno descentralizado: la posesión de monedas puede otorgar a sus propietarios el derecho de proponer, calificar y votar sobre asuntos relevantes de la comunidad a la que pertenecen.

Según Diego Gutiérrez Zaldívar, CEO de RSK Labs y Presidente de la ONG Bitcoin Latam, estas monedas se transforman en un reflejo del valor que una comunidad crea. “Uno puede entonces generar un modelo de premios a aquellos que respeten el medio ambiente, que tengan ciertos valores en sus procesos de producción y comercialización, un consumo responsable, saber a quién estoy apoyando cuando compro un producto, saber si fue una cadena de producción justa, si hubo respeto de los derechos. Con esta tecnología podemos tener un nivel de transparencia que nos permita conocer estas respuestas”.

Por su parte, Alejandro Sewrjugin, Fundador de Economía PHI y autor del libro "Principios esenciales de economía PHI: un camino hacia la abundancia", plantea que se puede generar un ingreso al mismo tiempo que se contribuye a la sociedad. “Cada vez habrá menos trabajos tradicionales pero más oportunidades para solucionar desafíos sociales y lograremos un ingreso a través de estas monedas. Una moneda que sea generada por aprender, otra por mantenernos sanos, otra por producir nuestra propia energía y de forma sustentable, otra por la que podamos ayudar a buscar la cura de enfermedades. Son todas cuestiones que siempre haremos los seres humanos”.

Heloísa Primavera, Coordinadora de la Red Latinoamericana de Socioeconomía Solidaria, afirma que el trueque organizado, que empezó en 1996, es la experiencia de monedas complementarias creadas por personas (no empresas ni gobiernos) de mayor impacto en el mundo. “No hay que perder de vista que hace 20 años no había sistemas de confiabilidad que garantizaran la transparencia en la distribución y administración de los créditos. Por eso, el sistema no resistió”, afirma. “Es muy importante hoy aprovechar la tecnología blockchain, que permite superar esas falencias que hacían el sistema inviable y concentrado en pocas manos, como el sistema monetario oficial”.

Dentro de las monedas complementarias podemos mencionar el caso de monedaPAR. Se trata de la primera criptomoneda con fin económico y social, creada por el equipo argentino de waba.network. Los miembros de la red pueden intercambiar sus productos en un mercado virtual usando como medio de cambio el PAR, una moneda con una paridad 1 a 1 con el peso argentino. Es un sistema de crédito mutuo: cada PAR que se emite está respaldado por las transacciones de la comunidad. Los participantes deben tomar de la comunidad una cantidad de bienes y servicios equivalente a la que entregan.

 Blockchain y participación ciudadana

“No tenemos realmente idea del poder que tenemos en las manos, por muchas razones. Entre otras, porque creemos que para tener acceso a una buena calidad de vida debemos tener dinero. Nada más falso ni más difícil de eliminar de nuestras cabezas”, afirma Heloísa Primavera. Asimismo, también manifiesta: “Debemos empezar (o retomar para los mayorcitos) el uso creciente de monedas sociales en nuestras economías personales, además de pensarlas para los demás”.

Por su parte, Randy Brito, fundador de bitcoinvenezuela.com, expresa que es importante que entendamos que el dinero es una herramienta de intercambio, su uso es de mutuo acuerdo, y que entre las transacciones libres no debería existir intervención alguna de terceros ni intermediarios.

Diego Gutiérrez Zaldívar sugiere que lo primero que podemos hacer es aprender sobre estas tecnologías y cuestionarnos sobre cómo funciona el mundo. Reflexionar sobre cómo los intermediarios de confianza nos permitieron construir una sociedad global, pero al mismo tiempo, en muchos casos, traicionan la confianza que depositamos en ellos. Y Alejandro Sewrjugin opina que familiarizarse con las monedas digitales “no es más difícil que el uso de la banca electrónica. Debemos empezar a hacerlo”.

El aporte de la blockchain a la sustentabilidad

 "La reducción de intermediarios innecesarios en las transacciones, la inclusión en la economía global de personas antes vetadas por el sector financiero, la financiación a través de micropréstamos a proyectos de impacto social que de otra forma serían imposibles, son sólo algunos ejemplos de cómo esta tecnología puede contribuir a la sustentabilidad”, expresa Randy Brito.

Heloísa, por su lado, además piensa que “la tecnología blockchain es sin duda un punto de inflexión en el programa de construir sustentabilidad de la vida humana en el planeta. Depende de nosotros transformarla en apoyo fundamental para tomar pacíficamente el poder oculto que tenemos todos de producir y consumir sin las intermediaciones que hoy nos impone el sistema vigente”.

Pero también es importante saber que esta tecnología no lo hará sola, sino que necesita construir alianzas con socios estratégicos de la economía circular, economía azul, economía naranja, economía del bien común. “Dejar de lado egoísmos vanidosos y cerrados a otras propuestas, actuar desde lo más profundo de cada uno de nosotros, cuestionar todos los “cuentos” que nos atan a ese modo ciego e irresponsable de vivir, cómo es pensar nuestra familia como la del ADN y no la familia global que habita el planeta, que hoy dilapida los recursos de las generaciones futuras”.

Heloísa suelta una última reflexión: “Dinero y trabajo pueden volver a encontrarse. La tecnología blockchain puede ser un instrumento importante si la ponemos al servicio del futuro de todos”.


Si te interesa el tema, te dejamos material de consulta y algunos proyectos con impacto social que están en etapa de desarrollo y ya en funcionamiento.

  • waba.network

Combina la creatividad de los sistemas monetarios complementarios con el poder de las DAO (organización autónoma descentralizada) para que las comunidades logren sus objetivos de triple impacto. En waba.network las comunidades pueden rápidamente diseñar, probar y escalar sus propias monedas complementarias, como MonedaPAR, y sus mercados digitales. La plataforma de lanzamiento de WABA ofrecerá un “asistente de creación” para que las comunidades operen y gobiernen sus sistemas monetarios sin necesidad de contar con conocimientos técnicos ni contratar equipos de desarrollo. Esta plataforma está en desarrollo y será lanzada a mediados de 2019.

  • SystemaD

Utiliza la tecnología blockchain para resolver cuestiones de inclusión financiera, partiendo de la construcción de identidades basadas en la reputación. La gente crea su identidad digital, donde cada aprendizaje y contribución queda registrada y se convierte en reputación. Conocelo en systemad.org

  • JellyCoin

JellyCoin es una criptomoneda diseñada para el proyecto Colmena, que recompensa a aquellos que contribuyen separando plásticos en origen o entregándolos a centros de reciclaje. Se está desarrollando en Campo Viera, noreste de Argentina. Encontrá más información en proyectocolmenar.org

  • Blockchain como tecnología verde

En el canal de YouTube de Future Thinkers vas a encontrar un video en el que se explica cómo blockchain puede contribuir a proyectos de “Supply Chain Management” (administración de la cadena de suministro), reciclaje, energías renovables, tratados para el medio ambiente, donaciones a ONG, impuestos al carbono y diseño de incentivos.

 


NOTAS RELACIONADAS

Comentarios